BRAZIL


CONSERVANDO EL BOSQUE ATLÁNTICO

ESTUDIOS DE CASO

STORA ENSO

Veracel Celulose, un emprendimiento conjunto entre Stora Enso y Fibria, son plantaciones y una planta de celulosa ubicadas al sur de Bahía, Brasil. Cuando su antecesora, Veracruz Floresta, plantó los primeros árboles en 1993, quedaba menos del 7% de la selva pluvial del Bosque Atlántico (Mata Atlântica). Durante los años sesenta y setenta, la tala de valiosas especies arbóreas y el posterior despeje para fines ganaderos terminaron con los bosques a un ritmo muy veloz. Cuando Veracel llegó al sur de Bahía, las tierras de pastoreo convertidas del Bosque Atlántico dominaban el paisaje. Debido a la intensa modificación y degradación de la tierra, la vegetación original no podía regenerarse naturalmente en muchos sitios.

Veracel había apartado alrededor de la mitad de su patrimonio, más de 100.000 hectáreas, para fines de conservación, como parte de un sistema de paisaje en mosaicos que combina plantaciones de eucaliptus con la recuperación del Bosque Atlántico. Los análisis satelitales y con imágenes aéreas muestran que ahora hay más selva pluvial que cuando se plantaron los primeros árboles en 1993. Leer más.

Palabras clave:

Áreas protegidas / Educación ambiental / Especies en peligro de extinción / Manejo de paisajes / Restauración

Aprendiendo del mundo real

El manejo responsable en plantaciones ha traído beneficios reales a las personas y la naturaleza. Estos casos de estudio muestran cómo.

Declinación de responsabilidades: Si bien la plataforma NGP reconoce los avances logrados en el manejo de las plantaciones presentados en los estudios de caso, advierte que no necesariamente se aplican todos los aspectos de NGP en los ejemplos. Vea una descripción general de las prácticas de manejo de plantaciones de los participantes aquí.